Translate

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Los españoles, los europeos que menos cambian de residencia a lo largo de su vida

Los españoles solo realizan una media de dos mudanzas a lo largo de su vida. Esta es la conclusión más importante de un estudio elaborado recientemente por RE/MAX Europa, red internacional líder en venta de franquicias inmobiliarias a nivel mundial, tras un exhaustivo análisis realizado a 8.000 personas en 16 países europeos de las que 500 eran españoles con edades comprendidas entre 20 y 59 años cuando fueron preguntadas por los cambios de residencia que han realizado a lo largo de su vida. Unos resultados que difieren de los obtenidos en el resto de países europeos, con una media de traslados o mudanzas de cuatro veces a lo largo de su vida. Finlandeses, suecos y suizos son las nacionalidades con mayor tendencia a cambiar de casa, una media de seis veces, frente a españoles, eslovacos y polacos, quienes solo lo hacen una media de dos veces en su vida.

Factores como el sexo, la edad, lugar de residencia, régimen en el que habitan (alquiler o en propiedad), o ingresos netos mensuales han sido tenidos en cuenta en la elaboración de este informe. Y es que, las mudanzas no son solo un fenómeno entre las personas más jóvenes. De hecho, para el caso de España, los hombres con edades comprendidas entre los 50 y 59 años, son quienes más veces han cambiado de ubicación, una media de tres veces, frente a las mujeres españolas de entre 20 y 29 años, quienes solo han habitado en un inmueble. En Europa, la tendencia es muy similar, ya que es de nuevo la generación de mayor edad (de 50 a 59 años) quienes más veces han tenido que hacer una mudanza, una media de 5 veces.

Optar por alquilar vivienda frente a comprar, lógicamente es otro punto de inflexión a la hora de decidir mudarse de casa. Y es que, en el caso de España, son las personas que optan por vivir en pisos alquilados las que más veces se han cambiado de casa, una media de cuatro, frente a los propietarios de pisos y casas unifamiliares, quienes solo han cambiado de casa una media de dos veces en su vida. En el caso del resto de Europa, aquellos que optan por el alquiler también han cambiado de inmueble con mayor frecuencia que los que optan por vivienda en propiedad: concretamente una media de cinco veces frente a las tres de los propietarios. A su vez, las personas que viven en ciudades o áreas metropolitanas, son las más reacias a cambiar de inmueble.

Los ingresos netos mensuales son sin duda otro factor para tener en cuenta, siendo aquellos que superan los 3.000 euros de ingresos al mes aquellos que más optan por cambiar de inmueble, una media de tres veces, frente a aquellos que cuentan con unos ingresos netos mensuales en la unidad familiar inferiores a 3.000 €, que solo se muda de casa una media de dos veces en su vida.

Si comparamos estos datos con otros países como Estados Unidos o Canadá, donde hay mayor tendencia a cambios de residencias, podemos deducir que a los europeos les gusta permanecer en un lugar más tiempo y solo cambian de vivienda si hay cambios sustanciales en su vida, por ejemplo, un nuevo trabajo o la llegada de un nuevo miembro a la familia.

miércoles, 23 de septiembre de 2015

¿Es hora de mudarse a una casa más pequeña?



¿Cuándo es el momento adecuado para mudarse a un hogar más pequeño que se adapte mejor a tus necesidades actuales?  Si tienes más de 60 años, seguro que hay un montón de aspectos que han hecho plantearte la idoneidad de vivir en una casa de menores dimensiones, estos son solo algunos de ellos: 

  • Nido vacío: los hijos se emancipan, y la que antes era la casa de tus sueños, rodeda de espacio se te ha quedado grande.
  • Jubilación: ha llegado el momento de dejar de trabajar y disfrutar del tiempo libre, por lo que
    estás en el mejor momento para viajar y ya no necesitas pasar tanto tiempo en casa. Una casa de gran tamaño solo te da problemas y mucho trabajo.
  •  Alto coste de mantenimiento: mantener una vivienda grande haciendo frente a sus excesivos costes de mantenimiento ya no tiene sentido ¡solo utilizas la mitad de la casa! 

Sea cual sea tu caso, todos te llevan a la misma conclusión ¡no necesitas vivir en una casa tan grande! Esta situación es cada vez más normal en nuestro país, pues teniendo en cuenta que es uno de los estados con mayor tasa de personas con más de 60 años, la necesidad de inmuebles más pequeños es una tendencia al alza, que se verá multiplicada en las próximas décadas. Concretamente un estudio de la ONU pronostica que en el año 2050, el 38,3% de la población tendrá más de 60 años. 

Ni que decir tiene tener la necesidad de vivir en una propiedad de menor tamaño no supone tener que renunciar a las comodidades de las que disfrutabas en una casa de mayores dimensiones, solo implica intentar lograr mantener un buen nivel de vida, pero en una casa más pequeña. ¿Es el momento de buscar una casa más pequeña? ¡Responde a estas 2 preguntas y muy pronto lo sabrás!




1.¿Qué estilo de vida quiero llevar?



Si mantener una vida social activa es uno de tus propósitos en esta nueva etapa de la vida, puede que
mudarte a una vivienda más pequeña pueda ayudarte. No tendrás que hacer frente a grandes costes de mantenimiento, limpieza o comunidad entre otros .Si este es el tipo de vida que quieres llevar, ¡ha llegado el momento de cambiar de casa! 

2. ¿Quiero tener ahorros? 

Si estás pensando en jubilarte o ya lo estás, una de tus máximas preocupaciones es contar con unos buenos ahorros. Una buena manera de lograrlos es vender tu actual propiedad y comprar una de menor tamaño: la diferencia de precio hará que tu cuenta corriente cuente con un buen saldo y puedas disfrutar sin preocupaciones. También existe la posibilidad de cambiar a un barrio o ciudad donde los precios de viviendas y coste de la vida en general sean menores.



Si tras responder a estar preguntas tu conclusión es que ha llegado el momento de mudarse a una casa más pequeña, antes de realizar una operación tan importante como esta, consulta con un agente inmobiliario, el te ayudará a valorar tu actual vivienda y a encontrar un nuevo hogar, el que más se adapte a tus necesidades actuales. Pues encontrar tu agente RE/MAX en este link http://rem.ax/1iupe6Q

lunes, 14 de septiembre de 2015

9 Consejos para hacer las mejores fotos de una casa a la venta


Publicar un anuncio con buenas fotos es fundamental para atraer a posibles compradores. Sigue leyendo y ¡descubrirás algunos consejos para capturar las mejores imágenes de tu casa!




1. Apaga el flash.
Abre las cortinas y trata de utilizar la mayor cantidad de luz natural posible. El flash puede crear sombras poco atractivas y puntos brillantes que distraen la atención.



2. Piensa en grande.
Dispara desde la puerta o en una de las esquinas de la estancia, esto hará que en una misma instantánea puedas incluir la mayor cantidad de espacio posible. ¡Las habitaciones fotografiadas desde un ángulo siempre parecen más grandes!.

3. ¡Fuera intrusos!
Sí , tus hijos y mascotas son lo más botito de tu casa, ¡pero no están a la venta! Mantenlos siempre fuera del objetivo de tu cámara.

4. Nada de selfies.
Son muy divertidos, pero al posible comprador no le interesa saber quién es el dueño de la vivienda. Recuerda que el protagonista siempre es el inmueble.

5. Fotografía a la altura de tus ojos
Es la mejor opción para captas las proporciones correctas de la casa

6. Haz primeros planos
Resaltan los detalles más significativos de una vivienda

7. Evita los contraluces 
Cierra las cortinas para suavizar la luz.

8. Fotografía el exterior en días soleados
Evita las horas en la que la fachada esté sombreada.
Los colores son más vivos, el cielo estará azul y la imagen llamará más la atención

9. Utiliza un editor de fotos.
Hay un montón de aplicaciones gratis y fáciles de usar que permitirán mejorar tus imágenes


Recuerda que tu agente inmobiliario puede ayudarte a escoger las mejores imágenes de tu casa, o encontrar un buen profesional. Puedes encontrar tu agente RE/MAX en http://rem.ax/1QzY6PG

miércoles, 9 de septiembre de 2015

RE/MAX Europa analiza las tendencias en materia de vivienda de los españoles



RE/MAX Europa, red internacional líder en venta de franquicias inmobiliarias a nivel mundial, analiza las tendencias en materia de vivienda de los españoles. Tras un exhaustivo estudio realizado a 8.000 personas en 16 países europeos de las que 500 eran españoles con edades comprendidas entre 20 y 59 años, este informe examina las preferencias de los españoles a la hora de compartir casa, la férrea apuesta por la vivienda en propiedad frente al alquiler, la prioridad de residir en grandes ciudades, así como el porcentaje de gastos mensuales que destina al pago de la vivienda y su percepción de los costes de vivir en nuestro país.


El porcentaje de los ingresos netos de la unidad familiar destinados a la vivienda, incluida hipoteca, mantenimiento y suministros, es uno de los temas analizados en este informe. El 23,4% de los encuestados destina para estos gastos entre 51% y el 70% de sus ingresos, llegando a ser las personas de entre 30 y 39 años las que mayor desembolso realizan junto con las personas que viven en pisos en alquiler. No obstante, apenas hay diferencias en este aspecto entra la muestra utilizada para este análisis (personas entre 20 y 59 años), pues según la media extraída, los españoles destinan el 50% de sus ingresos a sufragar gastos en su vivienda habitual. No obstante, casi el 48% de los encuestados considera normal destinar la mitad de sus ingresos a su vivienda. A nivel europeo, de media gastan un máximo del 40% de su renta neta en la vivienda.

Concretamente, ante la pregunta ¿con quién comparte vivienda actualmente?, un 70,6% de los encuestados confesó que lo hacía con su pareja, siendo el cónyuge la persona ideal para los españoles para compartir casa. A su vez, de ese más del 70% de los encuestados, el 46,4% también comparte además de con pareja, con uno o más hijos, convirtiéndose este modelo de familia en la más estandariza en nuestro país. Compartir casa con los padres es la segunda tendencia entre los españoles, concretamente el 17,6% de los encuestados confirmó que aún convive con sus progenitores, un porcentaje que se incrementa hasta el 54,1% para el caso de los encuestados con edades comprendidas entre los 20 y los 29 años.

En España, la convivencia en familia sigue siendo una prioridad, pues los hermanos son la tercera opción a la hora de compartir. Exactamente, un 7,2% de las personas preguntadas afirmaron vivir con estos familiares, una cifra que crece entre los más jóvenes hasta el 23,5% de los encuestados con edades entre 20 y 29 años y que supera a la de las personas que viven solas, tan solo un 7% de los preguntados. A la cola de esta lista encontramos otras preferencias como compartir con otro familiar 2,8%, con amigos 1,2% y con compañeros de piso sin ningún tipo de relación familiar o de amistad 0,8%.

La imagen más heterogénea de Europa se traza cuando se analiza con quién comparten su casa las personas. La mayoría de los europeos viven con su pareja, hijos o padres. El 15% ciento vive solo, especialmente en Suecia, Alemania, Austria y Suiza. En Eslovaquia y Turquía, menos del 5% de los encuestados vive solo.

El análisis de la tipología y régimen de las casas en las que los españoles residen sigue poniendo de manifiesto la prioridad de la vivienda en propiedad frente al alquiler. De hecho, más del 80% de los encuestados que residen con su pareja y/o hijos lo hacen en viviendas en propiedad, concretamente el 54,4% en piso en propiedad y el 31% en casas unifamiliares en propiedad. Tan solo el 12% habita en pisos alquilados y el 5% en unifamiliares bajo el régimen de alquiler. En el caso de las personas que viven solas, la cifra de quienes optan por vivir en un piso en propiedad aumenta hasta el 66%, mientras quienes lo hacen en una vivienda unifamiliar en propiedad es de tan solo el 11%. Respecto al alquiler, solo el 6% las personas que viven solas optan por alquilar piso y un 14% alquila vivienda unifamiliar. En Europa, el porcentaje de personas que habita en una vivienda en propiedad es algo menor, alcanzando el 61%, siendo Reino Unido, Países Bajos e Italia junto con España los países que más optan por comprar vivienda. Por el contrario, suizos, alemanes y austriacos prefieren alquilar.

Las preferencias en cuanto a zonas son evidentes: a los españoles les gusta vivir en la ciudad. Las grandes urbes son la prioridad tanto para personas que conviven en familia y/o pareja 56%, como las personas que optan por vivir solas 60%. Pequeñas ciudades cercanas a las grandes capitales son la segunda opción para ambos casos: 32% (personas que viven en pareja y/o familia y 31% (personas que viven solas). El resto de opciones como zonas rurales o poblaciones más alejadas de la ciudad son minoritarias para ambos casos.

Otro de los aspectos analizados por este estudio es la percepción sobre los costes de vivir en nuestro país. Un 59,2% de los encuestados encuentra España como un país caro para vivir, especialmente para aquellos que optan por vivir en una propiedad unifamiliar en régimen de alquiler, pues más de un 79% de los encuestados que viven en este tipo de propiedades las encuentran excesivamente caras. Por otro lado, un 26, 4% de la muestra utilizada para este análisis ha expresado que vivir en España es cada vez más caro, especialmente para el 28,6% de los jóvenes de entre 20 y 29 años y para el 45,5% de las personas que viven en pisos en alquiler. Tan solo un 6,6% encontró que vivir en nuestro país es cada vez más barato y un 1,6% percibe que la vida en España es más barata que en otros países.

Se trata sin lugar a dudas de un estudio que pone de manifiesto cómo los españoles siguen mantenido las mismas tendencias de hace años: siendo la familia y la pareja las personas preferidas para compartir inmueble, la prioridad de la vivienda en propiedad frente al alquiler y destinando alrededor del 50% de sus ingresos a la propiedad en la que habitan.

jueves, 3 de septiembre de 2015

5 Razones por la que no vendes tu casa y cinco consejos para solucionarlo



Puede ser muy estresante ver como tu casa “se quema” en el mercado, mientras muchos de tus vecinos venden la suya. Y es que, una casa que no se vende, puede costar tiempo, dinero y mucha, mucha preocupación.



¡Cinco motivos por los que nadie compra tu inmueble y cómo hacerlos frente!



1. Precio

Por supuesto, ¡quieres vender tu casa,! pero no ¡a cualquier precio! una precio excesivamente alto puede alejarla incluso de los compradores más interesados. Por otro lado, si bajas muchas veces el precio, los posibles compradores pueden verlo como un signo de desesperación por vender, lo que les empuja a presentar ofertas aún más bajas. Para solucionar este importante problema, confía en un agente inmobiliario, él te ayudará a hacer la mejor valoración de tu casa



2. El tiempo

Si es posible, no pongas en venta tu casa hasta que no llegue la primavera y el verano. ¡es la época en la que más propiedades se venden! Si esto no es posible, te aconsejamos que tengas mucha paciencia y muestres mucha empatía con los interesados en tu inmueble. Para compensar un mal momento, ofrece incentivos como el pago de algunos de los gastos administrativos que ha de asumir el comprador. 



3. Ubicación

Si una mala ubicación o una localización en una zona poco aconsejable pueden hacer temblar la venta de tu casa, genera interés entre los posibles compradores instalando medidas de seguridad; un sistema de alarma, iluminación exterior o la incorporación de vallas o puertas blindadas pueden ser una buena solución. 

A su vez, no olvides promocionar las mejores características de la zona, tales como la proximidad de los servicios públicos (estaciones de bomberos, policía, transporte público o colegios).



4. Condiciones del inmueble

Muchos inversores y compradores buscan gangas aludiendo a la necesidad de reforma de las casas. Para que este factor no te obligue a bajar el precio de la tuya, haz una pequeña reforma antes de ponerla a la venta. 



5. Marketing y comercialización

Si no tienes problemas con los cuatro primeros puntos, pero tu casa no se vende, podría ser debido a su comercialización. Sobre todo en un mercado plagado de casas a la venta, es muy importante llamar la atención de los compradores. Lo que más les suele interesar es el aspecto y estado de las casas así que asegúrate de que tus fotos muestran lo mejor de la tuya. Una buena idea es contratar a un fotógrafo profesional. Asegúrate también de que en la descripción no has olvidado ninguna de las características de tu propiedad. Es en este aspecto en el que un agente inmobiliario te puede ser de más utilidad. Dada su experiencia, te realizará un plan de marketing en el que ¡tu casa destacará entre las demás!.