Translate

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Los españoles, los europeos que menos cambian de residencia a lo largo de su vida

Los españoles solo realizan una media de dos mudanzas a lo largo de su vida. Esta es la conclusión más importante de un estudio elaborado recientemente por RE/MAX Europa, red internacional líder en venta de franquicias inmobiliarias a nivel mundial, tras un exhaustivo análisis realizado a 8.000 personas en 16 países europeos de las que 500 eran españoles con edades comprendidas entre 20 y 59 años cuando fueron preguntadas por los cambios de residencia que han realizado a lo largo de su vida. Unos resultados que difieren de los obtenidos en el resto de países europeos, con una media de traslados o mudanzas de cuatro veces a lo largo de su vida. Finlandeses, suecos y suizos son las nacionalidades con mayor tendencia a cambiar de casa, una media de seis veces, frente a españoles, eslovacos y polacos, quienes solo lo hacen una media de dos veces en su vida.

Factores como el sexo, la edad, lugar de residencia, régimen en el que habitan (alquiler o en propiedad), o ingresos netos mensuales han sido tenidos en cuenta en la elaboración de este informe. Y es que, las mudanzas no son solo un fenómeno entre las personas más jóvenes. De hecho, para el caso de España, los hombres con edades comprendidas entre los 50 y 59 años, son quienes más veces han cambiado de ubicación, una media de tres veces, frente a las mujeres españolas de entre 20 y 29 años, quienes solo han habitado en un inmueble. En Europa, la tendencia es muy similar, ya que es de nuevo la generación de mayor edad (de 50 a 59 años) quienes más veces han tenido que hacer una mudanza, una media de 5 veces.

Optar por alquilar vivienda frente a comprar, lógicamente es otro punto de inflexión a la hora de decidir mudarse de casa. Y es que, en el caso de España, son las personas que optan por vivir en pisos alquilados las que más veces se han cambiado de casa, una media de cuatro, frente a los propietarios de pisos y casas unifamiliares, quienes solo han cambiado de casa una media de dos veces en su vida. En el caso del resto de Europa, aquellos que optan por el alquiler también han cambiado de inmueble con mayor frecuencia que los que optan por vivienda en propiedad: concretamente una media de cinco veces frente a las tres de los propietarios. A su vez, las personas que viven en ciudades o áreas metropolitanas, son las más reacias a cambiar de inmueble.

Los ingresos netos mensuales son sin duda otro factor para tener en cuenta, siendo aquellos que superan los 3.000 euros de ingresos al mes aquellos que más optan por cambiar de inmueble, una media de tres veces, frente a aquellos que cuentan con unos ingresos netos mensuales en la unidad familiar inferiores a 3.000 €, que solo se muda de casa una media de dos veces en su vida.

Si comparamos estos datos con otros países como Estados Unidos o Canadá, donde hay mayor tendencia a cambios de residencias, podemos deducir que a los europeos les gusta permanecer en un lugar más tiempo y solo cambian de vivienda si hay cambios sustanciales en su vida, por ejemplo, un nuevo trabajo o la llegada de un nuevo miembro a la familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario