Translate

miércoles, 13 de junio de 2018

7 maneras de facilitarte la vida durante la reforma de tu casa

Una reforma de casa es tan emocionante como agitada. Entre los contratistas que coordinan y la elección de los accesorios, tu hogar está fuera de sí, lo cual es abrumador en sí mismo.
Afortunadamente, no tiene por qué ser un desafío. Ten estos consejos en mente si estás pensando en reformar tu casa. Cuando todo esté dicho y hecho, terminarás con una hermosa adición a tu hogar y aún así mantendrás tu cordura.

1. Pide su comida a domicilio:
Los servicios de entrega de comida a domicilio se convertirán en tu salvavidas cuando llegue la hora de la cena. Esto es especialmente útil al reformar tu cocina.
2. Delega el lavado de la ropa:
Ya sea que el espacio que tienes para el lavado de ropa esta siendo reformado, o simplemente no tienes el tiempo extra para hacerlo durante la reforma, enviar tu ropa a un servicio de lavado y planchado es una manera sencilla de hacer tu vida más fácil. Si hay varios proveedores para elegir cerca de tu casa, tenga en cuenta los siguientes consejos :
  • ¿Qué servicios ofrecen?
  • ¿Qué dicen las reseñas?
  • ¿Es fácil obtener un servicio de atención al cliente?
  • ¿Qué tan económicos son? (La clave: evitar tarifas ocultas)
3. Escápate durante el fin de semana
A veces, solo necesitas un descanso de la taladradora y de los vapores de pintura. Tómate un tiempo para relajarte y alejarte del caos con una estancia inolvidable, sintiendo todos los beneficios de una escapada, dejando de lado la reforma y el trabajo.
4. Crea un "Me espacio"
La parte más difícil de renovar tu casa es tener que lidiar con el exceso de polvo, suciedad y desorden, sin mencionar estar rodeado por los trabajadores que están haciendo que todo suceda. Crea un espacio "yo" dentro de tu hogar donde tu y tu familia podáis relajaros y disfrutar de un tiempo más tranquilo a solas.
5. haz las reformas de una en una
Si bien puede ser tentador realizar algunos proyectos para reformar la casa, es mejor abordarlos de uno en uno. La planificación para reformar más de una habitación no solo lo hará más estresante, sino que también podría dejarte sin posibilidad de hacer acciones cotidianas  como ducharte, cocinar o limpiar. No hagas tu vida más difícil de lo que debe ser durante este tiempo y concéntrate solo en una cosa a la vez.
6. Esperar lo mejor, prepararse para lo peor
Muchas cosas pueden salir mal durante la reforma de tu casa. Los presupuestos pueden variar al alza, los contratistas pueden retirarse inesperadamente y las tuberías pueden romperse. Para tranquilizar tu mente y estar más preparado, compartimos contigo algunos desafíos comunes con los que probablemente te enfrentes:
  • Coste y presupuesto: "Uno de los mayores errores que los propietarios cometen es no dejar dinero en reserva en caso de que algo salga mal".
  • Materiales: Elegir materiales por capricho que no encajen con tu hogar puede ser costoso más adelante.
  • Contratistas: tardar demasiado tiempo, cobrar tarifas inesperadas o no hacer lo que se les pide.
7. Priorizar
Cuando se te pide que tomes docenas de decisiones en un corto período de tiempo, tus prioridades suelen perderse en el camino. Mantente enfocado en lo que es más importante para ti y evita desviarte o dejarte influir en cambiar tu plan original si no estás cien por cien seguro. Mantén tus planes frente a ti a medida que realizas cambios o surgen cosas adicionales a lo que estás haciendo para que nunca pierdas de sitio lo que originalmente querías.
Mantente tranquilo y renueva
Las reformas de casas requieren mucha paciencia y planificación, y estos siete consejos te ayudarán a hacer tu vida más fácil y menos estresante durante ese tiempo. Delega donde puedas, comida y lavandería, espera lo inesperado y mantén tus prioridades al frente a medida que los contratistas le brinden las opciones y las ideas. Al final, podrás decir que sobreviviste a la reforma de tu casa.